Mal dia para buscar

15 de febrero de 2011

Multiculturalismo sistémico

Cameron primero,
Merkel después
y Sarkozy para rematar la faena, como si fuera por orden alfabético...
...han dicho más o menos que ese maravilloso sueño que consistía crear una europa multicultural nos ha traído más problemas que beneficios. Claro está que estos tiempos en los que ya no nos interesa una mano de obra barata que pudiera hacerse cargo de todos esos trabajos que no queríamos los autóctonos habrá que pensar la manera de ir haciendo hueco a los de casa y expulsar a los de fuera aunque sean hijos de inmigrantes con, afirmémoslo, los mismos derechos que tu primo de Albacete.

La teoria de los tres mandatarios se basa en el exceso de tolerancia que ha tenido la unión europea con los inmigrantes proporcionándoles una serie de ayudas, ventajas o diferencias que han convertido a nuestras sociedades en un grupo de culturas que van viviendo unas a espaldas de las otras sin apostar todas por un mismo bien común.

Como es lógico y porque tienen, estas declaraciones, cierto tufillo, algunos han gritado que la multiculturalidad nos enriquece, como el caldo de pollo.

Uno de esos artículos titulado "Tolerancia no significa indiferencia" mantiene que esa subdivisión de la sociedad en grupúsculos es fruto de la falta de identidad propia con la que han vivido muchos de nuestros modernos y tolerantes países. Hemos aprendido a vivir en una idea en la que simplemente hemos eliminado de nuestros juicios las creencias y estilos de vida de los otros y hemos pensado que con ello era suficiente. Después, una mañana, una viuda gitana alegaba que se había casado con rito yeli y todo y que merecía una pensión de viudedad. A medio día un árabe aceptaba haber pegado a su mujer por infiel y no asumía ninguna pena aduciendo que en su cultura no es delito. Por la noche un hombre de color asustaba a un grupo de prostitutas con un rito de vudú mientras se manchaba las manos con la sangre de un carnero. Gritaba "racistas" mientras le metían en un furgón.

Lo cierto es que aunque yo he oído hablar de este tipo de casos no los conozco y sigo pensando que la caradura, el robo y la incultura no tienen nacionalidad.

El sistema de inmigración canadiense habla expresamente del "racismo sistémico", lo define como un tipo específico de racismo. Es el trato diferenciado, bajo leyes, políticas y procedimientos aparentemente neutrales que se les da a ciertos grupos raciales. Este es reforzado por prácticas institucionales y de poder lo que resulta en un trato inequitativo a determinados grupos raciales. El racismo sistémico usualmente trata cuestiones de empleo. Por ejemplo, procedimientos de contratación o requisitos de entrada pueden excluir a algunos grupos raciales particularmente en posiciones de alta jerarquía. Es también conocido como racismo 'institucional'. Probablemente ésta es una buena definición de esas discriminaciones positivas que tanto nos gusta aplicar en Europa pero probablemente la opinión pública europea tan preocupada por los derechos de los demás no se encontraría muy cómoda con una tasa de aceptación de quienes solicitan asilo como la canadiense, que está en el 62%, . Este porcentaje se da porque antes de dejar entrar a alguien en el sistema se lo piensan un par de veces y esa tasa reducida permite la integración progresiva de todos en una sociedad con un claro interés común.

Así que el problema quizá no reside en las culturas ni en los hábitos sino en la velocidad con la que Europa ha intentado aprovechar el tirón de ser El Dorado de otros países y no tener sitio para todos, o al menos el sitio desordenado que les damos a los que llegan.

El multiculturalismo no es el problema. El problema es que con estos cambios diarios en los que vivimos descubriendo que el barrio de nuestros padres se convirtió en unos años en un campo de refugiados marroquí y la casa de nuestra abuela pasó a ser un asentamiento rumano se nos olvida que la sociedad hacia la que vamos con tantas prisas la hacemos mejor si remamos todos hacia el mismo lado en vez de los árabes para la izquierda, los sudamericanos a la derecha y los españoles mirando.

En vez de dedicarse a abrir fronteras para hacer las casas que se hacían con el PP, pensar que todos los que venían eran turistas o regalar nacionalidad española como si fueran premios de la tómbola de Zp la tarea de algunos de nuestros "prodirigentes" debería ser ponernos de acuerdo en la dirección que tomar.

Y hacer las cosas con menos prisa, que es como salen bien.

Mira Canadá, que aunque no tiene arreglado lo de las focas parece que esto les ha salido mejor.

4 comentarios:

iparra dijo...

Dejate de chorradas: lo que aquí pasa es que no hay leyes para cumplirlas sino para agiobiar al de al lado. Si en este país te pillan con pasamontañas quemando un contenedor te aplican la antiterrorista y te caen, a parte de lo del contenedor, 17 años; si te pillan en lo mismo con un burca... cuidado no seamos racistas, que igual le hemos tratado mal o algún pichafloja despendolado fue siglos atrás a su país a oprimirles y eso hay que tenerlo en cuenta, además de su cultura, coño, que esa sí que es respetable.
aquí, si eres joven y quieres dinero o un piso, o una ayuduita, pues mejor te haces moro (viene en el dicci RAE) o gitano o rumano o le dices al amigo con el que convives que te cruja un par de veces para poder denunciar y que te realojen por ahí...
que no hombre,, que aquí hay que poner una leyes, pocas, las justas y bien hechas, poner blanco siobre negro las normas básicas de convivencia (que algunos no saben que existen) y todo el mundo a cumplirlas, y el que quiera vivir aquí, pues a funcionar como el resto y si quieres dinero, a trabajar y el resto, pues eso.
Educación (es decir, el colegio hasta los 16 pero todo) y sanidad universales y gratuitos y lo demás a pagar de lo que ganamos con nuestro curro.
Y ya veríamos como era esta otra sociedad, con otros valores y otro ritmo.
Pero claro, si el dinero público se regala o se roba y si el que trabaja y el que se jubilará? es el tonto´lpueblo y los demás a vivir cojonudamente por exceso o por defecto, pues eso, eso mismo es lo que tenemos.
Y ya me he pasado.

bocatadecaspa dijo...

Donde esté la Alianza de las Cicilizaciones de Bambi AKA El Killer:

http://www.cuartopoder.es/preferirianohacerlo/iran-principal-comprador-del-material-de-doble-uso-que-vende-espana/867

bocatadecaspa dijo...

Quise decir Alianza de Civilizaciones, of course...

ki dijo...

No falta dinero, sobran ladrones.

[
España, cuarenta y tantos millones de personas, 2 millones de funcionarios.
Japón, 200 millones de personas, 900000 funcionarios.
]