Mal dia para buscar

18 de agosto de 2017

Una historia o algo así.

Una puta historia de amor.


Recogerla como un pasajero cerca de la estación de autobús que está a un lado de la del tren y besarla en el portal mientras le digo que está suave. Escaparnos por la noche convirtiendo una en nuestra canción por la autopista.

Que aparezca borracha en casa como la canción de Cleopatra, sin sus fantasmas y ninguna zanahoria.

Despertar en medio de su sonrisa en el lado contrario de la mesilla que siempre será un sinónimo de pasión.

Decir: "¿qué tal haces el café? después de un concierto. Y hacer yo el café mañana.

Recogerla del tren.

Tomar un café de tres días. Aprender la sensación de casa.

Secuestrarla del cuello con un beso en una travesura camino del garaje.

Salvarla de una inundación en el galeón que es mi cama.


Algo así. Cualquier principio que nos haga invencibles.

1 comentario:

ch Bilbao dijo...

Qué bonito sigues escribiendo