Mal dia para buscar

26 de agosto de 2017

Happy birthday to me (46)



Este año he aprendido una cosa muy tonta que es a la vez muy sencilla y difícil de llevar a cabo. He aprendido a sentarme, cada vez que un rayo me recorre el cuerpo, para diferenciar la realidad de lo que me dicen los sentimientos, los que antes me arrastraban y ahora tiran de mi como cuerdas tensas llevando al lado oscuro o a la estrella de la muerte de sus recovecos o de los retorcidos laberintos de los fantasmas que se disfrazan de mis miedos, que los tengo todos.

Así que me quedo quieto haciendo dos columnas, de pros y contras, para intentar sacar un resultado frío y global. Considero que el ser humano es egoísta pero no está cargado de mala intención. Considero que alguien puede ser un ladrón porque en realidad es un pobre hombre, como cuando un gilipollas adelanta por la derecha: antes le cerraba el paso y ahora sólo deseo que se reviente contra la trasera de un camión que vaya por el carril lento, partiéndose una pierna pero sin daños que perduren en el tiempo salvo una cicatriz fea. Considero que podríamos ser invencibles pero si sucede que nunca nos vamos a mover quiero no martirizarme con la ausencia, el vacío y el vacío de la sensación de casa. Al menos, y lo digo con una sonrisa cómplice, no tendré que oir folclore africano. Considero que el zumo de naranja natural está mas rico pero soy vago en el periodo que va desde despertar hasta que mis ojos, ancianos, son capaces de enfocar con los mensajes perdidos del móvil. Cada vez me gusta más que me locuten frases mundanas al oído pero que debajo de ellas haya un enorme yacimiento de cariño. Valoro que estoy lleno de imperfecciones, al menos 46, pero he aprendido a vivir con ellas. En realidad y a día de hoy creo que son las únicas que han decidido quedarse. Esas y un dolor continuo de lanzar el frisbee muy lejos para alguien de mi edad.

Sigo haciendo tonterías. Muchas. Pero creo que me doy cuenta.

Pd-1:45
Pd0: 43
Pd1: 42
Pd2: 41
Pd3: 40
Pd4: 39

6 comentarios:

ch Bilbao dijo...

Felicidades en estos 46 que comienzas

gemmacan dijo...

Que vaya bien esta 46 aventura!

Ina Blackwood dijo...

El ser humano es un animalillo que rara vez toma la iniciativa de dominarse a sí mismo, por eso hace tantas tonterías y por eso, aún con 46, sigue siendo un crío.

¡Feliz aniversario, carcamal!

Anónimo dijo...

Felicidades!

Anónimo dijo...

Felicidades, brindare por ti amigo, ya sabes, una finca... Un buen sobrenombre como el sordo y un perro pintado en la pared

Alberto Secades dijo...

Deja de hacer el tonto y te convertirás en un viejo.
Disfruta. Ya sé que lo haces.

Gracias.