Mal dia para buscar

28 de marzo de 2011

Coltán y peces

El Coltán es un mineral. Parece ser que es un mineral que se usa en la mayoría de los dispositivos móviles que utilizamos. Está ahí, bajo el teclado de tu portátil poniendo en uso sus propiedades de superconductor y resistencia, entre otras. Lo extraen básicamente de minas ilegales de El Congo. Hace tiempo apareció un documental que denunciaba la explotación de personas en dichas minas y ahora aparece que aparece otro reportaje contando exactamente lo mismo y denunciando como compañías como Nokia fomentan dicha explotación para que le puedas mandar una foto erótica a tu novio y tenerle contento unas horas.
Es una de esas situaciones en las que más flagrantemente nuestro primer mundo se aprovecha de aquellas situaciones injustas para su propio disfrute como aquel otro reportaje que denunciaba la explotación salvaje del Lago Victoria para que nosotros podamos comer pescado baratito. Aquel se llamaba "La Pesadilla de Darwin" y fue un documental ganador de varios premios el año 2004 que denunciaba, entre otras cosas, que a los africanos se les pagaba muchas veces el pescado con armas porque mientras siguieran en guerra la mano de obra continuaría siendo barata. Si se matan entre ellos mientras los aviones se llevan todo el pescado que puedan antes de que alguien descubra la miseria en la que se les introduce el negocio será rentable.
Probablemente aquellas miserias nos parecen mucho más lejanas que ver a unos japoneses que conducen un Prius como el que te puedes comprar tú corriendo porque el nivel de radiación de Tokio ha subido a niveles similares los que tiene el aire de Madrid, solo que en Madrid lo tiene de cocaína.

Hemos apagado las luces de nuestras casas para celebrar "La hora del Planeta" creyéndonos concienciados y felices por ayudar al equilibrio sostenible del planeta pero, por favor, que no nos quiten nuestro móvil repleto de Coltán porque hemos quedado para ir a un comercio donde dan pescado muy barato que ha sido capturado en el lago Victoria donde a un niño le han pagado con un fusil.

El miércoles, mientras mi cliente consumía un brandy un poco antes de las 10 de la mañana y le preparábamos material para llevar a Angola le pregunté sobre la situación que se vivía en las aldeas que él visitaba en ese trabajo de compra y venta de chatarra. "Para los negros"-me decía con un palillo entre los dientes- "tú eres una mercancía. Me han robado, me han secuestrado y he aprendido a vivir en la jungla que son aquellos sitios. Pero he descubierto que aquí vivís llenos de impuestos, de pagos a realizar. Allí sólo tengo que descubrir a quien sobornar y qué es lo que quiere, aunque siempre quiere algo que no tenga su enemigo porque esa es la mejor manera de tener a los negros contentos."- Entonces acababa la copa- "No son malos, pero se engañan entre sí. Y les encanta. Mientras lo hagan yo siempre sacaré mi parte." Después se llevó todos los portátiles de 100€ (que los hay) explicándome que con ello sacaría unas cuantas toneladas de material sin mayor problema. El proyector de lujo que compró era para el alcalde de la aldea.

Yo, de la misma manera que tú con tus dispositivos electrónicos o tus peces de oferta, se lo vendí gustoso esperando que vuelva a por más. Al fin y al cabo, es una rueda en la que todos, hasta los que apagaron la luz y van al trabajo en bicicleta, estamos.

Pd: "La pesadilla de Darwin" se puede ver sobre este link
Pd2: "Cotlán, comercio sangriento" , sobre este link.

3 comentarios:

minisdecris dijo...

Gluppp¡ se me atragantó el humo del cigarro.

iparra dijo...

CLARO, Y COMO EN LA MISMA RUEDA ESTAMOS TODOS, PUES TENGO LA CONCIENCIA TANQUILA, NO?
CREO, QUE A ESTAS ALTURAS DEL PARTIDO YA NO PODEMOS PERMITIRNOS EL LUJO DE TENER CONCIENCIA. VIVIMOS, CONSUMIMOS, MORIMOS.
MEJOR NO SABER.
EL OTRO DIA UNA PEROSNA ME DIJO: Y TU QUE DE CUENTAS ESTO ¿QUÉ GANAS ARRUINANDOME EL DIA?
NO SÉ.

BG dijo...

Hoy estás revelde, e?, pero bueno, es lo que queremos, no? Que todo siga igual, sin importarnos como nos llegan las cosas, mientras llegen. El que diga que realmente quiere cambiarlo que haga algo (no decir, sino hacer), o calle para siempre.