Mal dia para buscar

22 de noviembre de 2011

La muerte de la comunicacion no verbal

Muchas veces, con tanta tecnología, tanto messenger, tanto skype, whatsapp, sms, tango, viber y la madre que les parió es más que probable que las conversaciones, mediatizadas por una máquina incapaz de transmitir todos los componentes despreciados del lenguaje no verbal, se conviertan en frustrantes momentos que te irritan y degradan la conversación en si misma. Siri y este clip de humor es un buen ejemplo:

En realidad casi todas las conversaciones serias que alguna vez he podido mantener por cualquiera de esos caminos han terminado en enfado o han terminado en inexplicables malentendidos.

Claro que siempre son una especie de momento unidireccional disfrazado de conversación.

Llegué a odiar el messenger. No la entendí por whatsapp. Vi lo que no quise en una videoconferencia de skype. No respondió lo que esperaba en aquel sms. Hubo más de un mail que se quedó sin respuesta y yo respondí con los signos de puntuación equivocados dando a entender que era la culpable cuando , lo cierto, es que estaba pidiendo perdón.

Todos estos múltiples medios se van abriendo camino en nuestras vidas. Hay parejas que chatean de habitación a habitación y se dicen cochinadas antes de irse a la cama que comparten cada noche. Hay quienes viven en ese mundo de segundos sentidos que lanzas al ciberespacio para que lo entienda quien quieres que lo entienda y que siempre lo entiende la persona equivocada de la manera incorrecta. Revisas las conversaciones con la tranquilidad que te dan los cinco minutos de sueño que tienes antes de meterte en la cama y puedes interpretar la historia de cien maneras diferentes, pero respondiste algo dramático y te volvieron a dejar para siempre.

Y aunque se quede en la memoria de tu teléfono o en la bandeja de entrada de tu correo empiezas a pensar que es tarde para decir que no lo entendiste, que estás arrepentido y que en ese preciso instante en el que el frio se hace a un lado mientras frotas los pies para entrar en calor debajo de las sabanas las máquinas sin sentimientos te hicieron sufrir de una manera irracional y tecnológicamente llena de ceros y unos, que es mucho peor que abrazos y miradas.

Desafortunadamente el futuro se escribe con ceros y unos. Aunque los desarrolladores de software te digan que te acerca a quien quieres no puede, nada tecnológico, calentarte los pies cuando lo necesitas, arroparte cuando te sientes solo.

Pd: si, todas son High&Dry, de Radiohead. (porque no encontré la cantidad suficiente de versiones de Drive (The Cars) 1984)

3 comentarios:

Alberto Secades dijo...

Cada día me gusta más esta página

Luna Místika dijo...

una más http://www.youtube.com/watch?v=pGLGQndtfkU

Cartagena Ciudad dijo...

pero, pero, pero... jajaja
Ponle musica a esta entrada.

Muy buena, casi un poema sin el casi.