Mal dia para buscar

9 de octubre de 2013

Los más tontos de la OCDE

Se ha publicado que los españoles somos casi los más tontos de la OCDE (23 paises supuestamente desarrollados) y supongo que eso no tiene que ver con que haya problemas con las H y los A VERes, no creo que tenga que ver con que caigamos en todas las trampas de 3x2 en los supermercados o porque no sepamos si es envuelto o emvuelto, si es alludar o ayudar, si acaso la segunda unidad al 50% es lo mismo que pagar la mitad o si la Babylon Toolbar es un estupendo complemento para tu navegador o un saco de mierda que cambiar tu página de inicio directamente desde el jardín de los troyanos que es softonic.

Somos los más tontos porque nos quejamos y no hacemos nada, porque salimos a la calle a reclamar por lo nuestro mientras nos importa una cagada lo que le pase al vecino, porque creemos en nuestros derechos pero no en los derechos de los demás y porque no sabemos admitir que hay gente mejor y peor que nosotros en todas y cada una de las actividades que acometemos.

Somos los más tontos porque nos creemos que lo de los demás siempre es más puro, más rico y más satisfactorio. Porque miramos el culo de la vecina sin abrazar a nuestra esposa, porque despreciamos a quien nos quiere pero nos jode cuando no está y porque no nos importa arrasar nuestra tierra siempre y cuando no tengamos que admitir que nos hemos equivocado al dejarnos llevar por la estupidez de los egocentrismos.

Somos tontos por fiarnos de un curandero nigeriano que se anuncia en los postes de los semáforos en vez de ir al médico, por creer en el resultado más que en la calidad o la satisfacción, por arañar la subvención aunque no nos haga falta, por no pagar el iva pero gritar por unos servicios públicos gratuitos y de calidad, por cogernos una baja el día que nuestro equipo de fútbol juega una final o por hacer frases que empiezan con "todos los..." y siguen con "...son unos...". Nos han soltado a la cara que todos los españoles son unos tontos y no apretamos los dientes para demostrar lo contrario.

Desconozco si sucede en otras partes del mundo, supongo que sí.

También desconozco si lo somos o nos lo hacemos. Quizá alguno creyó que había subvención al desarrollo cultural de la misma forma que yo no estaba tan malo cuando me libré de la mili y luego chuleé de ello como haría un españolito de a pie.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya...y yo que creo que es un país de listos y que el más tonto hace relojes.

Angélica Fuentes dijo...

Faltó la etiqueta de humor porque solté una risa con el medio párrafo tachado...y sí, en otras partes del mundo también sucede.