Mal dia para buscar

31 de enero de 2008

hoy es...


hoy es el cumpleaños del otro pesimista existencial, pero como este blog no lo lee nadie, la felicitacion quedara en el arcón del olvido.


supongo que dentro de 1millon de años, si lo que encuentran los arqueologos digitales del futuro son estas líneas, pensaran que se trataba de un gran faraon al que se hacían ofrendas y esas soplapolleces... Pero es lo que tiene la sesuda arqueología, que también pensaran que el doctor Zoiberg (vease futurama) era un sesudo intelectual. (con forma de langosta)


en fin... felicidades

28 de enero de 2008

20 de enero de 2008

la columna

Acabo de leer en un libro, y cito textualmente:
Durante la primera parte de tu vida, no te das cuenta de tu felicidad hasta que la has perdido. Luego llega una edad, una segunda edad, en la que sabes, en cuanto empiezas a vivir algo feliz, que acabarás perdiéndolo. (...) Mas tarde se llega a una tercera edad, la autentica vejez, cuando el hecho de prever la perdida de la felicidad impide incluso llegar a sentirla.”
Y lo que más me duele es que creo positivamente que tiene razón, pero con matices.

Los matices son la irracional forma que tiene el ser humano adulto en intentar recuperar aquellas cosas que si bien le hicieron feliz, no supo aprovecharlas en su momento. Es cuando te compras una moto, cuando miras con deseo un descapotable , cuando marchas de mochilero a Tailandia o cuando , simplemente, llamas a una antigua novia.

Porque no nos podemos olvidar de lo personal, que, al fin y al cabo, es lo que va marcando las decisiones que vamos tomando en la vida, bien sea para escapar de ello, bien sea para sumergirnos en ello.

En el verano del 92, escapando de una relación personal que aún ahora no he superado, pasé unos días en Alcoceber, provincia de Castellón. Por la mañana, antes que se despertaran con su resaca el resto de los habitantes de la casa extraña en la que me encontraba, salí a comprar el pan. Y en la panadería me encontré a una pareja de alemanes que habían llegado allí como yo -escapando de algo quiero decir- y que habían descubierto que se querían quedar allí, haciendo pan por las madrugadas, cogiendo olas por las tardes y, supongo, haciendo el amor hasta el anochecer. Me muero de envidia cuando les recuerdo. De envidia y de cobardía.

La cobardía la da mi inutilidad absoluta para echar el cerrojo de mi vida, tal y como la conozco hasta ahora, y lanzarme a un futuro incierto en el que probablemente el sistema no deje que me muera, porque hay que seguir cotizando. Y la envidia la da el hecho de ser plenamente consciente que debe de existir un lugar, el final de algún camino, en el que uno sienta que ha llegado al lugar donde pertenece. Un lugar blanco, supongo, que te deja continuamente la misma sensación que tienes al salir de un cine lleno a medias donde has visto y te ha llenado una película que también te ha hecho pensar. Un lugar que es como aquel polvo que recuerdas y cuando lo recuerdas sólo sientes cómo te temblaban las piernas al recoger las sabanas caídas de la cama. Un lugar lleno de magia y un lugar al que nunca vas a ser capaz de llegar, porque es un sueño imposible.

Es un sueño porque siempre tendemos a fantasear sobre la vida de los demás, y lo que es peor, los demás sobre la nuestra. Estoy harto de oír una y otra vez: “lo bien que vives”, “que suerte tienes”, “tu vida es estupenda”, “me encantaría hacer la mitad de lo que tú has hecho”… Y se que están fantaseando sobre mi. En ese momento yo soy ese turista alemán que hace pan. El problema es que no les rompo el mito, el problema es que asiento con la cabeza y les dejo pensar que soy un sano humano crápula inteligente y culto que exprime la vida hasta que saca el jugo líquido y dulce de la felicidad.

Y aunque disfruto cuando fantasean sobre mi, es mentira.

En la primera parte de mi vida no fui capaz de darme cuenta de la felicidad hasta que la perdí. Después saber que lo acabaría perdiendo me hizo no disfrutarlo y ahora, antes de tener que asumir que perderlo va a ser mas duro que tenerlo, me voy a comprar una moto y me he propuesto llamar a aquella antigua novia, al menos para ser feliz unas horas.

Cojo el teléfono: marcar, 6-0-9-…
Y en el amor, en el que todo es fácil,
donde todo se da al instante,
existe, en mitad del tiempo,
LA POSIBILIDAD DE UNA ISLA

17 de enero de 2008

Americanización

Llevo unos días dándole vueltas a la percepción que de los 70 tenemos ahora mismo. Quizá pensamos que los 50 eran en blanco y negro y que los 60 tenían, como lo peor de lo peor, a los ye-yes.
Pero los 70…El Glam, las drogas, el LSD, John Waters y Divine en “Pink Flamingos”… hasta reventar con el punk.
Luego llegó el POP que no era más que un engendro edulcorado que aún seguimos consumiendo y lo más malo que vimos fue a Milli Vanili.

Pero esa imagen desgarradoramente infernal y transgresora , pre-sida de los 70… ¿es formada?. ¿O era así?.

La movida madrileña, Almodovar con MacNamara e incluso el jodido y miserable rey del pollo frito… ¿Dónde ha quedado?.

¿Estamos viviendo una época de “americanización” en la que terminaremos rezando antes de ir a comprar armas o simplemente dentro de 20 años recordaremos las bandas urbanas, Marilyn manson y poco mas?

Meteoro y el señor conejo



Sin comentarios.

Si te gusta ... busca:

Los Piratas: Te echare de menos
Ivan Ferreiro: Turnedo

(no puedo dejar de nombrar el GRAN disco: Manual para los Fieles)

14 de enero de 2008

punto cero

video

Letra del video: Punto cero otra vez (4 veces)

Si recordara solo los arañazos, todo sería más facil, mucho mas facil... Pero ahora solo pienso en tus pequeños saltos, en la manera en que te agarrabas la falda y en la distancia más larga que había entre tus anillos y yo. Parece estúpido, pero he decidido quedarme con eso, y estoy contento. Gracias a Dios no te he robado nada, lo sé porque me lo han dicho tus extraños mensajeros y las fotos de los periódicos. Nadie puede contigo, porque solo tu sabes dar vueltas a esa velocidad. Sigue dando vueltas, enana, a la misma velocidad y en el mismo sitio. Sigue dando vueltas.

Coque Malla. Cd: "Soy un Astronauta más"

cito textualmente (2)

mismo autor, mismo libro.
pag 31

en retrospectiva, lo que me impresiona cuando vuelvo a pensar en Isabelle es la increíble franqueza de nuestra relación desde el primer momento, incluso en temas sobre los que normalmente las mujeres prefieren conservar cierto misterio, con la errónea idea de que el misterio añade un toque de erotismo a la relación, cuando la verdad es que a la mayoría de los hombres les excita el acercamiento sexual directo. "No es muy dificil hacer que un hombre se corra..." me había dicho ella durante nuestra primera cena en el restaurante tibetano, "en cualquier caso, yo siempre lo he conseguido". No mentía. Tampoco mentía al afirmar que el secreto no tiene nada de extraño o especialmente extraordinario. "Basta con recordar", continuó ella, suspirando, "que los hombres tienen cojones. las mujeres saben que los hombres tienen polla, lo saben demasiado bien; desde que los hombres han quedado reducidos a la condición de objeto sexual ellas están literalmente obsesionadas con sus pollas; pero nueve veces de cada diez, cuando hacen el amor olvidan que los cojones son una zona sensible. Ya sea para la masturbacion, una penetración o una mamada, hay que llevar la mano de vez en cuando a los cojones del hombre, bien rozando, acariciando, bien presionando con más fuerza; te das cuenta según los cojones estén más o menos duros. Y eso es todo"

cito textualmente

"michel houellebecq- la posibilidad de una isla"
pag 43

"mi cortometraje inicial, titulado !Lancemos minifaldas desde el aire sobre palestina! ya tenia ese tono burlesco de ligero islamófobo que despues tanto contribuiria a mi fama, pero , siguiendo el consejo de Isabelle, se me ocurrio introducir una pizca de antisemitismo para contrarrestar la índole más bien antiárabe del espectaculo; era el camino de la sabiduria. Así que al final me decidí por una película porno, bueno, una parodia de una película porno -un género, es verdad, fácil de parodiar- titulada Cómeme la Franja de Gaza (mi insaciable colono judio)."

12 de enero de 2008

rebajas y primer mundo

Soy un hombre del "primer mundo". Me doy caramelos de vez en cuando. Hoy es sabado de rebajas.

En la calle habian puesto unos stands de esos en los que te recuerdan lomalisimo que es el capitalismo y lo mal que lo pasan en paises asiaticos, africanos y... y probablemente en el tercero D.

Que si consumir es malo, que si estamos dando de comer a la maquinaria que hace mas enormes las diferencias para con el resto del planeta

Que la capa de ozono es enorme y que respiramos alquitran...


Debo de ser un tipo malisimo, pero el pantalon, mola.

6 de enero de 2008

teoria de la vulgaridad.

2008 (abstenerse rimas)
¿Que nos pasara? ¿Nos vamos a volver todos tontos?
Probablemente no nos pasara nada.
Cuando era mas joven las cosas pasaban por si solas: una novia, un examen, una nueva asignatura, una nueva aficion...
Ahora hace tiempo que no pasa nada nuevo. o por lo menos no tengo la sensacion de que pase. Son los mismos domingos, los mismos martinis, las mismas canciones, las mismas sensaciones, en definitiva.
A la tierna edad de 15 años, junto con los primeros estudios de filosofia, hicimos un chiste en clase. Consistia en que las personas realmente no envejecen, sino que se van acostumbrando. Me explico:
Segun va pasando el tiempo nos vamos "normalizando" (en el sentido mas vil de la palabra normalizar). Hacemos lo mismo, a las mismas horas, con la misma ropa, con la misma monotonia. Y eso es lo que nos envejece.
La prueba de que la teroria era valida es que todos los ancianos visten igual.

No quiero.