Mal dia para buscar

7 de junio de 2011

#acampadaflauta

La primera vez que di con mis huesos en una de las acampadas del 15m lo hice con la previsión de encontrarme con un grupo de idealistas con ipad, ya que conocía la existencia de un cartel que afirmaba "la revolución necesita Wifi, por favor, abran sus routers".

Sin embargo me encontré con un grupo numeroso de personas que hablaban, en la mayoría de los casos, de cambios en las leyes electorales, de leyes que pusieran límite a la banca, de exigencias sociales para los beneficios de las grandes empresas y de una necesidad de realizar cambios precisos para sentir que el sistema es de todos y no de los de siempre. Reconozco que tuve algún instante de emoción.

La segunda vez asistí a alguna comisión, como oyente, donde encontré a esas mismas personas, quizá ya de algo más de edad, hablando de la organización interna de la acampada. Hablaban de la limpieza y de los talleres que estaban planificando. Me contaban, después y orgullosos, que estaban enseñando a usar linux, que es el sistema operativo rojeras por excelencia. Me contaban que tenían prevista alguna charla sobre la utilización mediática de las noticias por los medios y que habían contactado con varias personas de renombre para ello. Eduard Punset pasó por aquel lugar y habló de los quasar.
Después de los problemas de Barcelona, y porque soy un burgués que funciona a base de incentivos periodísticos, pasé una tarde en la acampada viendo cómo se decidían las acciones a tomar en el caso de una intervención policial mientras un iluminado tomaba el micrófono para decir que los aviones que dejan rastros en el cielo lo que hacen realmente es gasearnos sin que nadie se atreviera a quitarle el micrófono mientras muchos transeuntes sonreían junto a la tienda de campaña que cambió su cartel revolucionario por "taller de masajes".

Vi un "taller de comics", de "macramé" e incluso ví a un muchacho probando malabarismos con un diávolo.

Este fin de semana volví a pasar por la acampada y empezó a recordarme a un camping. Ya no había intervenciones, casi ni indignación. Un tipo ponía un cartel pidiendo ayuda económica para la revolución y una pareja se arreglaba unas rastas mientras el tipo del diávolo ya era capaz de lanzarlo con fuerza hacia arriba y recogerlo con la cuerda como si tuviera la experiencia de cien semáforos. Los carteles se desvanecían junto a las tiendas de campaña y una parte de mi sentía la pérdida de haber notado que aquella voz que se ganó con una acampada por la democracia había derivado en una #acampadaflauta.

Supongo que hace días que llegó el momento de cambiar de estrategia, de levantar el campamento, de ponerte serio y llevar a cabo proyectos en común más allá de jurar que lo estás intentando. Si estás enamorado de la democracia no puedes estar acampado eternamente con un diávolo esperando que llegue a ti, aunque le mandes una cesta con los pepinos del huerto que hiciste junto a tu tienda.

17 comentarios:

JaimeM2 dijo...

Plas, plas, plas...

Bcn dijo...

Desde el principio no he querido apoyar el movimiento por mi propia experiencia, en el barrio llegaron con la misma idea de cambiar el mundo y mejorar, la excusa era hacer locales sociales para la gente joven reivindicando sus derechos, paso el tiempo y el barrio se fué convirtiendo en un estercolero,con sus consecuentes ruidos y suciedad, en el momento de los desalojos, unos salieron por las buenas y otros salieron a base de palos, palños que comenzaron ellos sin ningún tipo de pudor, rompiendo mobiliario urbano y dañando a los coches aparcados en la calle, coches de trabajadores que no tienen culpa alguna. Esto quien lo ha visto anteriormente como es mi caso, lo preveia, ahora Plaza Cataluña es un vertedero, los jardines estan pisoteados, huele a sucio, la excusa es dar conferencias como la del sabado en la mañana sobre los problemas en Colombia, ¿ el problema no era el gobierno y los bancos en España ? . Pienso, opino, que si este movimiento ha tenido su levantamiento en los medios de comunicacion ha sido por la cantidad de gente aburrida que escribe inconscientemente en la red apoyando lo que haga falta sin pensar. Para mi a día de hoy la unica importancia que tiene es que otra vez nos toca a todos pagar los desperfectos causados, y siempre va a ser lo mismo, 4 que trabajan a pagar a los 4 que no lo hacen.

Anónimo dijo...

http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/05/15mnopara/

Anónimo dijo...

http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/06/asambleas-y-actividades-para-el-dia-6-06-2011/

Anónimo dijo...

Me puedes decir el cupón de los ciegos que tocó "ayer" lunes 6? Es que para mí aún es hoy...
Comunicación intertemporal: ¡es como la peli aquella de los radioaficionados pero con interné!. XD

pesimistas existenciales dijo...

Un dia, un post. (pero mañana te digo el nº de la once).
Aclaracion: el término #acampadafaluta no es mio, me temo que la fuente original se llama viejomoeb (y es más listo que yo)

Anónimo dijo...

Ya contaras como has hecho para publicar un día antes. Mira cuquinin, la gente a vivido durante mucho tiempo por encima de sus posibilidades economicas, sin preveer lo que pudiese pasar en un futuro, se ha montado una vida que era imposible de sostener, ya sabemos que los bancos actuan bajo demanda y que no son tontos, pero lo que no puede ser es que le digas a alguien que se tiña el pelo en casa porque es facil y economico y que te diga que sin el masaje que te dá la peluquera no puede vivir, la mayoría de los acampados, no digo todos, son los hijos de estos, se han dado cuenta de que es imposible y ahora no saben para donde tirar, hacer cosas esta bien, pero imponerlas a costa de otros es con lo que no estoy de acuerdo, ¿ quieres estar en una plkaza ? pues estate todo el tiempo que quieras, pero respetala, deja que limpien, deja que la gente pasee si quiere, yo no quiero pasar por la plaza y que alguien me diga que acuda a una u otra conferencia, quiero pasear porque tambien tengo derecho y si me apetece sentarme en un banco y que se me caguen las palomas encima tambien estoy en mi derecho. Hay una cosa que se llama libertad y no la ejercen. Para mi es un tema que se terminó hace tres días, despues de saber como han dejado todo los parterres y es que a ninguno se le ha ocurrido ponerse a plantar pepinos. Que no me cuenten cuentos, que esos se descargan en la red gratis.

Jorge Rivero Sanchez dijo...

Siento tener que compartir tus opiniones. Intuyo que a ambos, el constatar esta deriva del llamado "movimiento 15M" (qué mal suena...) no nos produce satisfacción, si no por el contrario tristeza al confirmar una vez mas, la limitación del ser humano.

Un par de reflexiones al respecto, si me excusais la vanidad de linkar a mi blog:

http://alemaniol.blogspot.com/2011/05/que-pasa-por-espanna-jorge.html

http://alemaniol.blogspot.com/2011/06/los-indignantes.html

PD: por cierto ... te sigo desde hace tiempo y me pareces una de las personas más lúcidas que "pululan" en estos tiempos por la red.

pesimistas existenciales dijo...

Jorge, te debo una cerveza y dada la crisis personal en la que habito estoy pensando seriamente usar un par de semanas de este verano para dedicarme a conocer a los 4 gatos que me leeis de vez en cuando, porque lo de intentar escribir un libro se me hace muy cuesta arriba.
Lo dicho: gracias.
(A los demas: tambien, pero, comprenderlo, que uno tiene su corazoncito...)

picabuz dijo...

Hola.

Es gracioso ver como todos opinamos sobre la gente de las acampadas, lo mal que nos parece, lo que se debería hacer, en lo que ha quedado todo, etc. Es gracioso porque si esto no funciona no es por el que se queda, si no por todos los que hemos abandonado. Nos metemos con el "perroflauta" (vaya forma despectiva y bochornosa de juzgar la forma de vida de una persona y en fin, a la persona en sí, sólo por estar en el otro extremo de lo que creemos correcto...), y resulta que el perroflauta sigue ahí. No comulgo con su tipo de vida y sé que más de uno es un impostor con dinero que quiere vivir la moda callejera hasta que se aburra, pero ese no es el problema. El problema es que ya nos hemos aburrido de revolución, que es muy bonito el primer día, levantamos los puños, gritamos "muerte a Botín" y el pueblo unido jamás será vencido. Cojonudo. Dos días después es una molestia, ya no mola, me hice un par de fotos y en unos años lo contaré con orgullo a mis hijos: estuve allí, vosotros no sabéis lo que es luchar, mirad, mirad... estuve allí. Todo muy triste. Todo quejas y problemas, pero ninguna solución. Todo miradas desde lejos, reprobando, pero no se remangan los pantalones ni se mojan los culos, volvemos a lo de siempre, a lo fácil... volvemos a destruir sin construir nada a cambio.

Me parece muy mal esta visión de la acampada y ojo, yo soy partidario de que terminen, aunque por otros motivos. Por ejemplo, creo que son excluyentes, si no puedes ir, no votas. Creo, además, que crean rutina y no me parece correcto, hay que dinamizar con diferentes acciones. Y creo, al fin, que las asambleas en barrios y pueblos que han surgido a partir de esto son cojonudas y el primer paso a seguir, junto a manifestaciones y lo que vaya surgiendo.

Que cada uno haga lo que quiera, esto es de todos, pero por mi parte creo que es terrible que seamos precisamente nosotros, los afectados, quienes juzguemos de forma destructiva la oportunidad de hacer algo importante por una vez. Que después todo son quejas hacia un sistema opresor... Si no nos gusta cómo se está haciendo, propongamos alternativas, acudamos y cambiemos las cosas, pero por favor, colaboremos y no nos limitemos a decir que esto es cosa de perroflautas y qué sucio está todo. A veces siento un poco de pesadumbre cuando descubro que somos peores entre nosotros.

¡Saludos!

pesimistas existenciales dijo...

No es una critica.
Simplemente es que por un momento hemos logrado llamar la atencion de un sistema que nos ignoraba y al que hemos ignorado. nos hemos rebelado diciendo que no somos (sois, quiza, porque yo ya estoy viejo) un grupo de bebedores compulsivos y niños de papa ninis y, sin embargo, sin ninguna propuesta formal (y razonada, lo cual excluye regalar los pisos de los ricos a los pobres o la subida generalizada de sueldos sin contrapartidas) apoyada sin exclusiones desde todos los lugares... lo que ha quedado es un gilipollas jugando con unos bolos en medio de la plaza donde hace unos días yo, personalmente, lograba emocionarme despues de pasar muchas horas en un trabajo de mierda.
Y me siento decepcionado porque pensaba que ésta podria ser la buena...pero fue una más.

pesimistas existenciales dijo...

...aunque quiza es el paso previo para la de verdad.

Jorge Rivero Sanchez dijo...

@Picabuz. En algo parecemos estar de acuerdo: ambos estamos frustrados con lo que se está convirtiendo el 15M.
Pero seamos consecuentes, el que el inicio de la idea ó el espíritu inicial fuera maravilloso, no eximen de la crítica cuando esta deriva en una "acampada lúdico-festiva-idealista-sin acciones prácticas". Además, si el 15M no es capaz de soportar estas "criticuchas" de cuatro pirados que escribimos en la red, tendría una base ideológica pobre.

Nuestra maravillosa democracia también fué durante muchos annos alabada como una transición ejemplar que nació para substituir una dictadura y todo el mundo estaba encantado. También fue una revolución respecto a "sú pasado".
Lo realmente frustrante es comprobar que aquella democracia necesitó varios lustros antes de pudrirse y este movimiento se ha difuminado en semanas.

Sería digno de análisis el entender las razones reales de esta volatilidad. A mi se me ocurren muchas. Probablemente con cero fundamento científico y mucho contaminación ideológica, pero me aventuro a nombrar sólo una: En realidad a la gente no le va (todavía) tan mal como para "tener ganas de revolución". Ni siquiera, a muchos de "los indignados" que han pasado por Sol. Insisto... mi humilde opinión...
Si el gobierno hubiese restringido a lo necesario los subsidios y persiguiese implacablemente la economía sumergida, ya te digo yo "si cuajaba" el 15M...
Lo que yo le critico a este gobierno es que encima de no haber sabido sacar al pais adelante, nos hipoteca a la mayoría, acallando la revolución con "pan y circo".
Este truco es tan viejo que hasta sonroja por su descaro.

El que quiera hacer algo, que se concentre en hacerlo y se olvide de lo que decimos alrededor. A algunos de nosotros aún yendonos menos mal ó incluso bien, estaríamos dispuestos a apoyar un movimiento serio que tenga como objetivo la justicia social y una mejora del sistema democrático.

Por cierto, estaría más de acuerdo con lo de "crítica desmoralizante" que con lo de "crítica destructiva", aunque sin embargo al respecto recomiendo este link Corrección Política

picabuz dijo...

Sí es una crítica, y además destructiva, de lo que representa un movimiento y se hace a partir de una visión subjetiva basada en una asistencia puntual y no en un continuo. Yo podría contar lo contrario y seguiría siendo una visión parcial, pues he asistido a todas las que he podido en Granada, donde resido, y he visto a gente currando mucho y sin parar, pero no he vivido lo que significa estar, tan sólo lo que significa pasar. Por aquí se dice exactamente lo mismo: esto es cosa de "ninis" (qué manía con despreciar a la gente desde la suficiencia), de perroflautas, es cosa de vagos que no tienen otra cosa que hacer... la gente honrada trabaja. Eso es lo que se dice. Y digo que sí es una crítica porque se le da un valor a la gente que conforma ahora mismo la acampada y al sentido de su permanencia. Y se afirma que esto no sirve para nada. No me quejo de la crítica en cualquier caso, sólo muestro mi desacuerdo.

Tengo amigos muy hartos del sistema que ven documentales sobre cómo se fabrica el dinero o cómo explotamos al tercer mundo, que leen artículos de Chomsky y Sampedro con lágrimas en los ojos, que cuentan cómo sus padres corrieron delante de los grises (todos los españoles lo han hecho alguna vez, me temo que igual que con las acampadas), que debaten sobre el poder que ejercen bancos y medios de comunicación sobre los políticos y un largo etcétera. Y estos mismos amigos han ido un día a la acampada, un día, un viernes, el viernes en el que iba a estar todo el mundo, el viernes guay antes de las elecciones. Cantamos juntos y gritamos consignas, nos abrazamos y lo celebramos, porque la revolución es motivo de celebración, de alegría. Nunca más han vuelto, ya casi no se les oye, no han emprendido iniciativas de ningún tipo y se quejan de que no ha servido para nada y de que sólo quedan, one more time, "perroflautas". No sé si me explico. Lo que está pasando no es que no hayan propuestas, que las hay y muchas y muy buenas. Lo que está pasando es que en la televisión la revolución mola más. Cuando te la cuentan con vehemencia es cojonuda, cuando ves fotos de pelos largos y gente huyendo de las porras lo flipas, te impregnas de ese espíritu. Pero cuando toca pringar, oiga, que pringue otro. Ese es el verdadero problema, es el tipo de persona que debería salir en los comentarios. Es decir, un poco de autocrítica. Y el joven del diábolo, así como los que hacen reiki, masajes, aprenden linux o cualquier otra actividad... esta gente vive allí, necesitan descansar y hacer lo que les es propio. Si yo estuviera pasaría mucho tiempo dibujando y mirando pasar a chicas atractivas, que son dos de mis aficiones más habituales. La revolución no significa estar todo el día cabreado.

Se han definido muchos puntos interesantes, pero este movimiento no nace con vocación de triunfar hoy, es una carrera de fondo, una forma de educarnos en la participación, que a la vista está que no es lo nuestro, preferimos a fin de cuentas que alguien piense por nosotros. Es un proceso lento y aburrido sin duda. Y como no nos gusta aburrirnos, lo dejamos de lado. Lo más importante no es lo que piden los medios de comunicación: respuestas ya. Quieren que se haga algo ya, que digamos algo ya, que nos expresemos ya... Y la idea es expresarnos cuando nosotros digamos. Lo importante, pues, es habernos levantado, haber decidido que ya está bien y haberlo hecho juntos. Ahora es cuando de verdad se mide qué tipo de personas somos, ahora es cuando vamos a saber si somos dignos ciudadanos o sumisos cabreados para siempre, o lo que es lo mismo: gente sin dignidad.

Que cada uno haga lo que quiera, faltaría más, sólo es mi visión de los hechos. Y no lo digo desde el punto de vista de quien está al pie del cañón, pero sí que estoy emprendiendo cosas, modestas todas, y quizá pueda contribuir en algo.

Disculpa por el rollo eterno que te he vertido, tanto usar Twitter me ha dejado con ganas de expandirme :P.

Un saludo.

P.D.: Yo tampoco soy joven, diría tipo "intermedio", más cerca de los 40 que de los 30 :).

picabuz dijo...

Hola @Jorge Rivero Sanchez

Permíteme que te cite parcialmente para responderte, que si no ya ves que tiendo a enrollarme cual persiana ;).


@Picabuz. En algo parecemos estar de acuerdo...

Lo cierto es que no estoy frustrado, sólo creo que hay que dirigirlo hacia otros lados y eso estoy haciendo, me adhiero a otras iniciativas o trato de llevar a cabo las mías propias.

Además, si el 15M no es capaz de...

Estas “criticuchas” no me parecen inofensivas, es decir, esto es lo que nutre el conocimiento de la gente, y de sobra sabemos la amplia cantidad de personas que esperan leer sobre estos temas para tener una opinión propia. Este blog es referencia para mucha gente y yo soy uno de los que lo leen habitualmente, por eso participo, porque aquí me siento a gusto aunque sea para disentir. Creo que es mejor buscar lo que nos une y no lo que nos separa, lo que arregla y no lo que rompe. Y no es un anuncio buenista de la vida, es una cuestión práctica. Al derrotista no le hacen falta muchos más argumentos para caer derrotado que leer a una persona cabal anticipar la derrota.

Lo realmente frustrante es comprobar...

No creo que el movimiento se haya difuminado. Lo que sí creo que es que lo hará en breve si finalmente decidimos que así sea. He leído propuestas muy interesantes, propuestas concretas que afectan a todos, propuestas directas y sólidas. También, por supuesto, desfases del tipo “aprendamos a ser personas”, que suena bien y no lleva a ningún sitio. Las personas no somos tontas, pero no sabemos caminar sin que nos tomen la mano. Y ahora eso queda patente más que nunca. Yo no busco a nadie que me diga qué hacer, yo hago lo que creo que es justo y está en mi mano. Eso emana de las acampadas, donde se han gestado numerosas acciones locales cojonudas. Abandonar eso, que es lo que se está haciendo, es eludir, creo, nuestra responsabilidad.

En realidad a la gente no le va (todavía) tan mal...

Ahí sí estoy de acuerdo. Cuando el bolsillo apriete a unos cuantos más ya veremos las caras de indignación. Seguimos siendo egoístas sin duda. Y da igual que conozcamos a gente que está sin currar desde hace dos o tres años, da igual que el futuro se presente terrible para nuestros hijos (el que tenga, yo estoy sin perro que me ladre y sin gran cosa que perder), da igual todo, porque no nos toca directamente. Eso sí que es frustrante. Los niños nos lo agradecerán enormemente y nos quejaremos de que no nos atiendan bien en nuestra senectud...

...acallando la revolución con "pan y circo".

Pan y circo... y cuela.

...estaríamos dispuestos a apoyar un movimiento serio...

Como decía antes, terminamos por buscar a alguien que nos lo dé hecho, que piense por nosotros lo que sería mejor para nosotros. Activismo a domicilio y si puede ser por internet mejor, así no me tengo que quitar las zapatillas de casa. No quiero apoyar ninguna causa, yo soy mi causa y yo soy la respuesta a mi causa. Por eso me implico, porque tengo claro que si todos esperamos a que otro lo haga, una de dos: no se hará nada o, terrible, harán de nuevo conmigo lo que quieran.

Por cierto, estaría más de acuerdo con lo de "crítica desmoralizante" que con lo de "crítica destructiva"...

Vaya, mi inglés no alcanza pillar bien el monólogo, ¡gracias de todas formas! La corrección política no es lo mío. Tampoco hago por que se note, como alguno que otro que se dedica a vomitar improperios sólo para demostrar que es políticamente incorrecto. Paso de esas historia, hablo y escribo como pienso y procuro no ofender si no es a propósito, como procuro no molestar con mi música o con el humo de mi cigarrillo cuando fumaba. En resumen, sólo trato de ser medianamente educado y respetuoso. Y mantengo lo de crítica destructiva ;).

Hala, al final me he enrollado igualmente, no tengo remedio...

iparra dijo...

JODER, QUE BLOG MAS FILOSOFICO Y POLITICAMENTEMODERNOFUTURISTACONILUSTRADOSDELSIGLOXIX.
VAMOS A VER:
¿NO SE HAN ENTERADO QUE LA ACAMPADA LIBRE ESTA PROHIBIDA (EN ESPAÑA Y EUSKADI, CLARO)?
¿A QUIÉN DE TODOS LE HAN PASADO LAS MULTAS?
POR OTRA PARTE, TODOS SUPER COMPROMETIDOS, EN LA TELE DIJERON QUE HABIA QUE VOTAR EN CONSECUENCIA... QUE LA DEMOCRACIA HAY QUE EJERCERLA EN LA PLAZA Y EN LAS URNAS... NO TE JODE... EL PP ARRASA.
PUES MENUDA MIERDA DE REVOLUCION: TE ENFRENTAS AL QUE REPARTE MANTEQUILLA Y VAS DIRECTO AL QUE TE DA POR...
ESO SI, A MI ME PARECE QUE POR UNA VEZ ALGUIEN HA TENIDO COJONES DE SALIR A LA CALLE Y DECIR LO QUE MUCHOS PENSAMOS MIENTRAS NOS SACAMOS LOS MOCOS EN EL SOFA DE CASA. CLARO UE LUEGO, CUANDO LLEGA LA POLICIA Y REPARTE LO UNICO QUE SABE, PUES APARECEN DICIENDO QUE ESO ESTA MAL... CLARO, ESE ES EL SISTEMA.
YO, DE VERDAD, QUIERO SER ISLANDES... Y QUE SE QUEDEN EL BANCO... Y QUE SE LO METAN POR DONDE PUEDAN

iparra dijo...

oye existencialista esperanzado, a ver si me respondes a algún comentario.