Mal dia para buscar

4 de febrero de 2011

Me huele el holocausto a canela


Hace no demasiados años, y ahora parece que tuviéramos una goma de borrar Milan en la memoria, se podía decir cualquier barbaridad sin que nadie fuera capaz de pensar la intencionalidad malévola de nuestros comentarios. "Las tetas de tu novia tienen cáncer de mama" cantaban siniestro Total y Los Ronaldos eran número uno con "..tendria que pegarte, desnudarte, matarte y luego violarte hasta que digas sí...". "Eres una puta, pero no lo bastante" decían Ilegales y ninguno de nosotros salimos de aquella vorágine de incorrecciones sin ser conscientes de que el cáncer es un problema, a las mujeres (y a los hombres) hay que respetarlos y que el tráfico de personas es uno de los grandes problemas de nuestro desarrollado mundo contemporáneo.

Y por alguna razón ahora Nacho Vigalondo, en un desliz como el que tenemos las personas que no somos tan inteligentes como se espera de nosotros, hizo un mal comentario ("Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y cuatro vinos en el cuerpo, podré decir mi mensaje: ¡El Holocausto fue un montaje!") sobre el Holocausto que ha dado con sus huesos en la calle. Y el grupo Prisa ya se sabe que es muy liberal pero un pelín susceptible seas un colaborador o el director del Carrusel Deportivo.

Tenemos que reconocer que desafortunadamente parece que hoy en día sobrevive el que no piensa o el que se calla absolutamente todo. Será por eso por lo que en el ascensor sólo se habla del tiempo: para no equivocarse.

Porque equivocarse, hoy en día, es la crucifixión

Es una pena que hoy no pueda decir que me huele el pito a canela.

2 comentarios:

C. dijo...

Si es que cuando quieres...
Buen post ;)

(Have fun!)

iparra dijo...

cojonudo. No he llegado a olérmelo muy bien pero tufillo, tenerlo, tiene.
Es mejor hablar de sexo(el que tuvimos, deseamos, pudiéramos haberlo tenido o soñamos) que de otras cosas o del de otros, porque seguramente entraremos en terrenos fanganosos.
Viva la corrección (sobre todo cuando protege a los imbéciles y memos varios).
he dicho.