Mal dia para buscar

24 de junio de 2016

Economía de café

Mi padre explicaba que un empleado que gana 1000 cuesta a la empresa 1333. Actualmente podría decir que eso son unos 1500.

Bien. Pongamos que es un camarero y que trabaja 40 horas a la semana y eso son unas 160 horas al mes.

Pongamos que un café se vende a 1 pero que realmente deja 0.5 después de pagar la materia prima, la luz de la cafetera y el agua.

No para ganar sino para no perder dinero con ese camarero ni reformar, ni publicitar, ni poner esa galletita en el plato(es un detalle muy importante) el camarero deberá de poner... 1500/0.5=3000 cafés. Eso son (3000/160) 18.75 cafés cada hora, 0.3 cafés por minuto. Unos dos cafés cada cinco minutos. Si un cliente tarda unos quince minutos en tomarse el café debería de haber siempre, a todas horas, 15 clientes consumiendo por camarero. Overbooking en el bar

Si no es así pueden suceder varias cosas:

1- que cierre el bar
2- que suba el precio del café, dejan de ir los clientes porque son muy ratas y cierre el bar
3- que venda un café de mierda y cierre el bar.
4- que el camarero gane menos (o trabaje más horas), lo cual es "injusto" y cerrará el bar.

(nota de autónomo: Cerrar el bar: el dueño paga al camarero porque cerrar no es gratis a no ser que el camarero sea él, que no tiene derecho a paro)

El problema es que cuando yo me tomo mi café por la mañana no veo tantos cafés y quien dice cafés dice camisas, pan, gafas, desbrozadoras o sierras ingletadoras. Os recuerdo que el 70% del trabajo de este país se sustenta en gente que cree que a su bar irán miles de personas a tomar café. Muchos cafés.

Y esto, así de cortito, es la economía. No se arregla hablando ni vendiendo café colaborativo. No se arregla regalando dinero que no es tuyo esperando que las personas de bien vayan a comprar café en vez de comprarse una playstation en Amazon. No se soluciona exigiendo a los ricos que paguen los cafés. No hay una app mágica pero deberá de existir una solución que, por supuesto, no está en un truco tramposo insostenible de birlibirloque pensado en un despacho con cafetera de sorpasso, what else. O se paga más o se cobra menos o se vende peor. No se chasquean los dedos y se hace la luz.

A) Pagar justamente el trabajo y servicio de las personas para un salario digno (Clientes)
B) Cobrar menos por el mismo trabajo (Trabajadores)
C) Vender un producto peor para aumentar márgenes (Producto)

En algún manual hay un triángulo con este equilibrio. No existe eso de pagar menos cobrando las personas más por un producto y servicio mejor. Como clientes también es nuestra responsabilidad. Como trabajadores debemos ser conscientes de lo que costamos.

Deberíamos de pensar más de donde sale lo que cobramos y donde va lo que pagamos.

Si pones "café para todos" en google sale un político en campaña y el conejo del país de Alicia, el de las maravillas. Después hay anuncios de traspaso de bares. España es el pais de la UE con más bares por habitante.

Pd: Hablando de UE

3 comentarios:

Pablo Perlo dijo...

A pesar de que las cuentas del café y el coste del camarero son inapelables, la realidad -ya sé que era sólo un ejemplo- es más compleja: no son sólo cafés, ni sólo pendrives ni sólo bragas.

Por otra parte, creo que tienes razón en que del triángulo de amor bizarro entre cliente/trabajador/empresario el menos consciente siempre es el primero, quien además casi siempre pertenece simultánea y paradójicamente a alguna de las otras categorías...

Pablo Perlo dijo...

A pesar de que las cuentas del café y el coste del camarero son inapelables, la realidad -ya sé que era sólo un ejemplo- es más compleja: no son sólo cafés, ni sólo pendrives ni sólo bragas.

Por otra parte, creo que tienes razón en que del triángulo de amor bizarro entre cliente/trabajador/empresario el menos consciente siempre es el primero, quien además casi siempre pertenece simultánea y paradójicamente a alguna de las otras categorías...

Alberto Secades dijo...

Recuerdo a Coll explicando que eso de la economía no era tan complicado. Que él, si quisiera, abriría un bar y cobraría los cafés a 200.000 pesetas. Y con vender un par de cafés al día ya le daría para ir tirando. Y mal se te tenían que dar las cosas para no vender ni un par de cafés...

Tip fumaba, asentía, fumaba y le daba un trago a la caña. Luego creo que puso una Cruz Blanca en Madrid, a la que podías ir a que te ganara jugando a los chinos.

Pero todo era en la época de Franco, con la tele en blanco y negro, cuando necesitábamos que nos enseñaran cómo llenar un vaso de agua.

"¿Comenzamos?"