Mal dia para buscar

22 de abril de 2015

Hasta luego (2007-2015)

Siempre tuve la necesidad de escribir. Ello lleva implícito algún tipo de lectura ajena y la búsqueda de alguna respuesta porque, casi como la confesión o el psicoanálisis, lanzar fuera algunos de los demonios los descubre como minucias. También tuve la necesidad de querer, lo cual lleva integrado sentirse querido. Tuve la necesidad de intentar hacer las cosas mejor porque me enseñaron de pequeño que aquello lleva alguna recompensa relacionada con el esfuerzo: Si soy bueno con las personas, las personas serán buenas conmigo. Si estudio apruebo. Si quiero, me querrán. En el fondo todo se basa en una concepción mercantilista del mundo. Casi nada de lo que hacemos resulta hacerse gratuitamente porque no hay nada gratis en la vida. A veces es una compensación en forma de sonrisa, algunas incluso la recompensa en regodearse en las propias miserias y otras se puede contabilizar en dinero aunque la inmensa mayoría de las veces va relacionada con llenar necesidades básicas aceptadas o desconocidas.

Nuestras acciones son los síntomas de nuestras necesidades.

Aquellos fueron los orígenes. Si en el año 2007 (!8 años!) alguien me hubiera preguntado el motivo de empezar con un blog hubiera contado que era el entrenamiento para un libro, para algo más serio, para una realización personal. Después fue un lugar donde plasmar las enseñanzas. Una libreta donde ir dejando cada momento, cada segundo milagroso que tenía cada día. Soy perfectamente capaz de leer entre líneas en todos y cada uno de los posts. Hay declaraciones de amor y hay despedidas. Hay sudores encontrados en los bunkeres y muchos kilómetros buscando un destino o una respuesta a los lomos de mi moto. Hay rabia. Quizá como un viaje al lado oscuro esa rabia se hizo dueña de todo lo demás. Últimamente hay una gran decepción con el mundo. Cuanto mejor he escrito más bajas han sido las estadísticas de los lectores. Hago las cosas mucho mejor y, sin embargo, el resultado es ínfimo. Un blog con fotos de escupitajos de monos sería más valorado por google y, lo que es peor, por el número de visitas. Follo mucho mejor que hace años pero ya no me reclama nadie. Poseo una conversación y dialéctica mucho más interesante pero hace meses que no tengo una tertulia inteligente. Soy capaz de arreglar cualquier ordenador y adivinar la máquina o solución tecnológica correcta para cualquier persona pero esa profesionalidad parece no valer ante una oferta falsa de un centro comercial con un párbulo de uniforme y acné delante de un jubilado con dinero. Alguien me estuvo explicando que para todos hay un lugar, como el de Juan Salvador Gaviota. Respondí que empiezo a estar cansado de esperar, como la canción. Soy un ciclista entrenado que se ha perdido en medio de una vuelta. Soy un buen amante y compañero que ha aprendido a cenar solo y a ocupar toda la cama.

Este blog tiene muy buenas cosas. Tiene mucha y muy buena música, selecciones cada fin de año, reflexiones brillantes y mucha mala leche de la que vomitamos los hombres buenos. Tiene una evolución, una terapia, unos cuantos desencuentros. Tiene algún polvo loco y más de una historia de amor, a veces en el mismo sitio, a veces en lugares enfrentados. La mayoría de las ocasiones son historias inventadas. Tiene una sensación de culpa y una sensación de desprecio. Este blog tiene raciones inmensas de melancolía y grandes vacíos todos los 20 de diciembre desde el 2009. Y tiene, como un ancla en un crucero, algún impedimento.

Un impedimento es descubrir que todo se repite. El tiempo atmosférico, las discusiones, las sensaciones de desamparo, los refugios no encontrados, las noticias, la estupidez humana y la propia o los chistes. Hay un momento en el que leer la prensa es un dejavú contínuo. Hay una situación en la que las conversaciones son recurrentes como los diálogos de las películas que ya hemos visto y que tengo a bien memorizar porque, desafortunadamente, la memoria es mi mejor músculo aunque me duela de agujetas de recuerdos.

Otro impedimento es la misma sensación que estar debajo de su casa cuando sabes que, detrás de esas persianas bajadas a las once de la mañana del domingo, está acompañada por un soplagaitas que conduce un mercedes de segunda mano. Es la sensación de que no vale para nada, recordando continuamente la fábula de Alfredo. No escribí aquel libro ni me reconcilié con mi interior. Hice rico a un psicólogo y aprendí que todos contamos siempre una parte de nuestras historias.

Pero descubrí, cuando no entendí al último cliente, que dejé de crecer.

Por eso dejo de escribir.

Es el mismo motivo por el que he dejado de querer, aburrido de no encontrar un refugio ni un final feliz a 8 años de blog. Aburrido de perder.

Hasta que vuelva a recuperarlo, es un hasta luego. Quizá sea un hasta luego muy largo.

Pd: Este soy yo, antes de buscar un cigarro en los bolsillos. Os he querido, según corresponda, a todos.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Me fumo un cigarro y me tomo un güisqui cuando le leo.
No hay mejor lugar que éste.
Gracias.
Le voy a echar de menos.

Alberto Secades dijo...

jo

JBB dijo...

Echaré de vemos leerle, aunque espero que sea una ausencia corta y reparadora. Todos tenemos ganas a veces de dejar algo, a veces definitivamente.
Mi suscripción RSS me chivará de su regreso si así lo quieres.
Gracias por tan buenos momentos.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tus historias reales o no, ha sido un placer

Inzitan blog dijo...

A ver, yo pasé por lo mismo varias veces. Tengo el blog desde... bueno, desde que blogsponga comenzó. Y si, cada cierto tiempo me digo, mira, a tomar por culo, en vez de "perder tiempo" con esto mejor lo gasto en otra cosa. Pero al final, como bien dices, esto es algo sintomático, es una necesidad, mas que una obligación. Hace ya muchos años que me importa una mierda de avión si me visitan cinco, diez o un millón, si me comentan o me ignoran, incluso si me insultan. Me importa otra mierda de helicóptero si publico algo, poco o mucho un mes, es más, publico cuando realmente tengo algo que contar, no por norma, por constancia, etc.

En fin, nunca antes comenté nada en tu blog, bueno, ni en casi ninguno (no creo en los comentarios, salvo que sean necesarios y, rara vez lo son), pero no me creo para nada que dejes de publicar. Internet en realidad es grande gracias a gente como nosotros, que solo da. Los demás venden. Así que, no me creo para nada que esto sea un abandono, llámalo más bien, una purga temporal.

Salu2.

VayaRevoltillo dijo...

Una auténtica pena. Aunque un descanso de vez en cuando viene muy bien. Me gusta cómo escribes. Tienes párrafos sublimes. Esperaré el regreso con expectación.
Saludos.

Anónimo dijo...

Dejé de fumar. A partir de hoy, otra cosa que echaré de menos. Y ésto no es una opción, no soy fuerte. Releeré.
¡Ah! Eres mu guapo.

Deustoarra dijo...

Podría ser peor. Podrías dejar de escribir.
Recuerdo otra parada por cansancio. Afortunadamente (para nosotros) no se extendió mucho en el tiempo, aunque a algunos nos pareciera media eternidad.
Nos gustas como escribes y siempre sabemos de lo que hablas. Las mañanas de tus lectores (quizás no legión, pero seguro que incondicionales), van a ser un poquito mas tristes. Cruzamos los dedos para que no sea un hasta luego muy largo. O no definitivo.
Si, señor. Muy guapo. Sigue buscando…

Anónimo dijo...

Una lástima. Me gustaban tu rabia y desencanto casi tanto como los míos. Y ese sentido crítico que se da de hostias con todas (o casi) las paredes. Va a ser un problema de orientación y brújulas, fijo.

Y tanto si vuelves como si no... que te llueva finito mientras.

Anónimo dijo...

Te echaré de menos!! Me sigue encantando tu sonrisa, espero que sea corto el descansito.

Anónimo dijo...

Hoy al leer tu post me había propuesto olvidarte, ayer pasaste con tu moto delante de mi,solo te he visto los ojos y toda la noche pensando en ti.no dejes de escribir porfi este sitio es lo único que me queda de ti.

Pablo Perlo dijo...

No sé cómo llegué a tu blog, ni cómo será mi rss sin él.

Gracias.

Pablo Perlo dijo...

No sé cómo llegué a tu blog, ni cómo será mi rss sin él.

Gracias.

Anónimo dijo...

Quizá ha llegado el momento de dejarse llevar por la corriente, pero no tardes en darte cuenta de que es muy aburrido.

PD:deberías dejarte barba al estilo hípster y un bigote extravagante para integrarte mejor en la sociedad actual.

(Te echaremos de menos. No tardes)

Anónimo dijo...

Una verdadera pena. Que te vaya muy bien y espero que dentro de X tiempo vuelvas a sentir la necesidad de escribir y compartir.
Un saludo, caballero.

Josep Lerena Garcia dijo...

Una verdadera lástima.

Este es sin duda el blog mejor escrito que conozco, y lo primero que he echo tras leer la noticia de su cierre es bajarme todos los posts (hace poco que sigo el blog) para ir leyéndolos.

Seguramente tu y no no nos pareceremos en nada, pero leer tu blog es como mirarse en un espejo. Espero que esto de dejar de escribir sea temporal y pronto vuelvas.

Saludos.

pesimistas existenciales dijo...

Os agradezco las muestras de afecto. Sinceramente estoy sorprendido. Es dificil parar en seco y las ideas. Unas estúpidas y otras coherentes, siguen apareciendo. Los dedos se siguen deslizando sobre el teclado. Ayer vi a un negro con un paraguas sin saber cómo taparse con la lluvia y casi era la primera frase de un post pero no. Incluso se me ocurrió un relato de humor:

Año 2019, un científico descubre la manera de medir la estupidez.
Año 2020, otro cientifico descubre la forma de valorar el esfuerzo. No con los resultados sino con un algoritmo y un analisis de sangre porque puede que alguien que no logra un buen resultado se haya esforzado más.
Año 2025, tras el fracaso de la valoración social y el reparto de la riqueza, aparece un partido politico tecnocrata que propone eliminar a los estupidos. (o , al menos, castigarles). Con el eslogan: "a cada uno, la vida que se merece", ganan unas elecciones.
Año 2027, empiezan los "cambios de vida" ordenados por el gobierno. A quienes tienen puestos que no se merecen se los quitan y ponen a personas que pasan los tests.
Año 2030, comienzan los "cambios de familia". Patrullas uniformadas entran en casas y cambian a componentes familiares para llevarles a campos de reeducación , poniendo a "adecuados" en sus lugares.
Año 2032, se vive en un aparente estado de bienestar. Los documentales de calidad pueblan los medios y las personas hablan de kafka por las calles sin miedo a tener que explicar quien es.
Año 2033, tras el exterminio consentido de una parte de la sociedad, la estupidez empieza a ser un modo de vida snob. Las personas "coherentes" se juntan en clubs landestinos para hacer estupideces y adorar a ídolos caidos (al estilo Belen Esteban). Hay realitys en streamin por la red Tor
Año 2035, aparece la resistencia estúpida que, a base de acciones de guerrilla incontrolables e incomprensibles para alguien inteligente, minan la inteligencia gobernante. Sus armas son palos de selfie, almohadas butterfly pillow, chistes de Lepe y todas las actuaciones de Arevalo en el 1,2,3.
Años 2038-2040, tras una guerra cruenta en la que las acciones inteligentes no triunfan y casi como la invasión zombie, los estúpidos ganan y se hacen con el poder.
Año 2041, tele5 gobierna de nuevo. Andreita es la presidenta del gobierno. Todos los beneficios de los años anteriores se gastan en buscar oro en los Monegros, en pintar los semáforos de fucsia y en cambiar, a base de subvenciones, el sentido del tráfico para amoldarse a las normas británicas.
Año 2042, se descubre que la vida vuelve a ser como en 2015. Todos los inteligentes se van a vivir a una Luna de Saturno.
Año 2080, el mundo cae en una apocalisis por el agotamiento de los medios naturales y desaparece tras una catastrofe nuclear por poner a un imbecil, primo de un concejal, a los mandos de una central nuclear mal mantenida. A Saturno llega, como ultima comunicación, una foto de instagran puesta en twitter con un tipo sonriendo mientras, a su espalda, aparece un gran hongo nuclear.

Si vuelvo a algun lugar, os lo hare saber.

Se agradece. "Everything´s not lost" (es una cancion). Sabed que sois minoría en un mundo que ha dejado de reconocer muchas valías. (y con esto no digo que yo lo valga, sino que las grandes personas viven en apartamentos pequeños haciendo poco ruido)

Anónimo dijo...

Una verdadera pena. Te echaré de menos.

violett dijo...

Acabo de descubrirte cuando ya te marchas,lo siento por mi, pues no sabes como me has cambiado la tarde de este maltrecho domingo.
Siempre es reconfortante encontrar a alguien con quien compartir emociones

Cárol solamente dijo...

Desde luego... me parece fatal!!!
Primero tú, luego me entero de que se separa Standstill... vaya mierda de día.
¿Y ahora, como voy a presumir con mis amigas de que conozco a un blogger molón?
No dejes de dar señales de vida, ¿vale?
Besos (con faja)

Tkcorem Nicky dijo...

Pues eso, que como todos, se te echara de menos.
Pero se tiene la esperanza de que no tardes en volver.

;-)

Anónimo dijo...

Hecho de menos leerte!!cuando vuelves?

Fernan dijo...

Un auténtico placer haber podido disfrutar de cada uno de los artículos de este blog y además durante tantos años.

Entre tanta red de blogs comerciales es difícil encontrar sitios donde se escriba tan bien y tan a menudo.

Toca ahora recopilar las entradas y hacer una relectura como si de un clásico de la literatura griega se tratara :)

Anónimo dijo...

Bah! Para que lo vas a dejar si ya estas deseando volver... Mucho me has aportado, sin saberlo he defendido al pequeño comercio de toda la vida regentado por un profesional...una de tantas... Solo por eso merece la pena volver... En tu conciencia quedara que media mark acabe con todo!!! ( pd. Un placer y hasta pronto, brindare por ti )

pesimistas existenciales dijo...

Aunque no escriba sigo vendiendo mejor y con más criterio. Y la web: www.mousemultimedia.com (diselo a tus vecinos!)

Anónimo dijo...

Pues aquí les dejo otro espacio de ocio y esparcimiento. Espero que lo disfruten.
Watiblog

Anónimo dijo...

jjjjjjj no he dado al boton de "demuestra que no eres un robot" y se me ha borrado el comentario....... esta claro que no soy un robot... soy un desastre.

a ver si soy capaz de reproducir lo que habia escrito----

tenia metido tu blogg en la barra de marcadores de mi portatil, en una carpeta que lleva mi nombre y donde estan las cosas que no tienen una "categoria" pero que me sirven, que me sirven como persona.

No se ni como he llegé a tu blog en su momento, supongo que blogs de amigos. Y hacia mil que no usaba el portatil a diario, y ni siquiera era consciente de tu presencia en el, pero hoy lo he abierto, para ver que eran las cosas que tenia en mi carpeta, y ahora se porque estabas ahi.

He de reconocer que no he sido una seguidora, pero espero que se pueda acceder a el, y ponerme la "obligación maravillosa" de leerte de arriba a bajo (de abajo a rriba en este caso), ver tu evolución y quiza evolucionar yo también y no estar como estoy, estancada.

Espero que vuelvas a escribir, sea donde sea, y nos lo comuniques.

Un saludo de una chica q tambien vive en una pequeña casa sin hacer ruido, los batacazos son muchos, y ha sido una decisión dura y reciente vivir así.

Anónimo dijo...

Soy la de antes!!!!!

Yo si te reclamo, un buen amante y un buen COMPAÑERO.............uffffff, nunca lo vi antes.
eres mas que una persona interesante, que lo sepas.
y si, me gusta como escribes.

Espero que sea un hasta luego.

Y sonrie, jamas habia comentado en un blog...... eso se merece una sonrisa y una pequeña alegria.

Natalia Lopi dijo...

ahora que vuelvo a encontrar tiempo, y recupero el blog me encuentro esta entrada. Ha sido un placer leerte, y espero que encuentres lo que buscas y vuelvas. un saludo.
Natalia

Anónimo dijo...

Te añoro mucho!! Cuando vuelves?

El becario legario dijo...

Has dejado de escribir en el blog??
Bueno, podría ser peor..... podría llover.

P.D. Con lo'dedo de la mano y lo'dedo de los pié....

Ina Blackwood dijo...

Apuesto a que no haces tan bien el amor como presumes, ni puedes, por muy bien que sepas expresarte, vencer dialécticamente a una mujer que de verdad te ama. No es casualidad que nadie te haya querido nunca de verdad.

...si sigues así, nunca llegarás a nada.

pesimistas existenciales dijo...

Ina. Eso ha dolido.

Soldadito Marinero dijo...

Lo he visto un poco tarde, pero esta entrada es estupenda. Quién sabe, quizá vuelvas algún día. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mas de un año despues... mas de 600 personas han pasado por estas paginas... o nos buscamos una vida o vuelves.... XDXD

pesimistas existenciales dijo...

LA POSICIÓN “GATO DE SCHÖDINGER”

En los últimos años, quizá a remolque de alguna mala educación o de un mal entendimiento de los libros de autoayuda, ha aparecido una generación variable, desconcertada, activa y pasiva a la vez que, probablemente, no sabe hacia dónde esforzarse, si es que ha de hacerlo, para poder tener acceso a la cuarta parte de sus sueños.

Es la misma generación que cree que todo se puede, que “sí se puede” pero no sabe realmente lo que se puede, si es que se puede o si quizá se llegará a poder pero, joder, debería de poderse. ¿Te has enterado tú? Yo tampoco.

Es una generación convencida de que todos sus males son siempre culpa de otro. Son culpa del peatón, cuando conducen, porque no saben donde están los pasos de cebra. Son culpa de los desaprensivos conductores porque van como locos. Culpa de los defraudadores que siempre son los demás porque ellos deben vigilar su subsistencia y culpa del gran poder como del gran capital. Que los demás, que no lo merecen tanto como yo, no puedan y yo sí resulta ser una especie de objetivo absoluto que no está centrado en nada en particular. Ahí está uno de los problemas.

¿Qué se puede?. Felicidad, democracia, igualdad, equilibro, solidaridad. Joder, es muy bonito y muy feliz. Es la ciudad de ilusión del país de chocolate en la esquina de la piruleta. Pero en realidad no es nada. NADA. Un objetivo es comer ternera el martes. Un objetivo es poder ahorrar 4200€ para cambiar de moto. Eso es un objetivo: algo cuantificable.

Las pseudociencias son muy de esa manera de pensar. Curar el cáncer con flores de bach. Solucionar los mareos con reiki. Pero ninguna, absolutamente ninguna peudomedicina promete que el jueves que viene la herida habrá cicatrizado porque eso es cuantificable. En el momento de cuantificar pierde la emoción de lo mágico.

El gato de Schrödinger, simplificación máxima de la física cuántica, está a la vez vivo y muerto dentro de la caja porque no lo sabremos hasta que la abramos. En ese instante de duda previa, de momento dramático casi televisivo, coexisten ambos estados como si fueran dos universos paralelos. Quienes vivimos en este dramático mundo estamos a la vez vivos y muertos. Nos indignamos con valores absolutos y mandamos videos graciosos a la vez. Pero nos aterra mirar dentro de la caja por si acaso estamos muertos o tenemos la responsabilidad de estar vivos. Hay una falta de control de la lógica: trabajar más esforzarse (ya no) es igual a recompensa. No se puede saber si mañana, al llegar a la empresa, habrá empresa. En ese sentido uno se puede aferrar a lo mágico o aferrarse a la desidia que son los dos estamos en el mundo cuántico social. La desidia es una posición lógica y eso es muy malo

En vez de aprender a afrontar las hipócritas casualidades que nos suceden a cada día hemos aprendido a protegernos, a quitarnos culpa o a pensar en magias. Hemos aprendido a no cuantificar para no decepcionarnos y eso no es más que una gran coraza que nos lleva de la indignación a la pasividad, de “La sexta noche” a “Gran Hermano” sin querer parar a asumir limitaciones o responsabilidades.

Somos reyes de la oposición sin querer ser gobierno.

La culpa es de los otros. La solución la tienen que encontrar otros. Los problemas son NUESTROS. Algo no cuadra en esa ecuación.

La nueva postura social, postureo en términos modernos, es sentarse delante de la caja y publicar en facebook que estás en contra de matar gatos. Muy en contra. También gritar que te gusta ver saltar a los gatos, cuando están vivos. Pero JAMAS abrir la caja.
Hijos de puta: os estáis convirtiendo en gatos.
Empezad a hacer cosas, a aprender a fracasar, a jugar con breves objetivos, a valorar lo que cuesta hacer pequeñas cositas y entonces, quizá, saldréis de la caja donde no os ha metido nadie más poderoso que vuestro propio miedo.


Pd: ahora me metamorfoseo en un gurú de autoayuda que abofetea a los que pagan por ir a sus charlas vacías y llenas de términos absolutos.

Anónimo dijo...

Demasiado complicado... Mejor vuelves.