Mal dia para buscar

4 de diciembre de 2011

Tus personajes históricos.


Para la guapa, futura criminóloga y candidata guipuzkoana a miss España, ante la pregunta de "¿con qué personaje histórico te gustaría cenar?" la respuesta adecuada es "Victoria´s Secret". Supongo que es lo mismo que si alguno de los fanáticos de Apple dijeran que quieren cenar con una manzana mordida o, incluso, alguno seguro que está convencido que más de un personaje de ficción (Orzowei, el teniente Horatio, Dexter o Hank Moody) es absolutamente real e histórico.

La respuesta en sí, como aquella que consideraba a Confucio el precursor de la Confusión, pone delante de tu cara la brutal concepción de la sociedad y los hechos históricos que vamos dejando a nuestras espaldas. Estudiamos, en su momento, que los personajes históricos eran los grandes conquistadores, aquellos que lograron que las sociedades cambiaran en sus maneras de pensar e incluso inventores que han dejado su impronta en aquellos elementos que vivimos como cotidianos. Gandhi, Napoleón, Edison... hasta Hitler, Stalin e incluso Franco son personajes históricos forjados a la manera tradicional que reflejan los libros de historia.


Pero para otras generaciones los personajes históricos son bien diferentes. Steve Jobs, Maradona, Michael Jordan, John Lennon, Amy Winehouse, Michael Jackson, Will Smith, 007, Naranjito o Doraemon pueden considerarse como tal. Bart Simpson no llego a tanto porque fue Homer quien se quedó la entrada más completa de la Wikipedia. Visto así no es de extrañar que una chica que sueña con desfilar en Victoria´s Secret (empresa fundada por un hombre que acabó suicidándose) afirme que su personaje histórico elegido sea ese.

El lógico pensar, si le damos una vuelta, que convertirse en un personaje histórico ya no resulta de las acciones habituales de conquista o esfuerzo racional. Sin embargo podemos considerar como histórico a todo aquel personaje, real o ficticio, que afecta y modifica el comportamiento de la masa. Visto así muchos de los artistas, la mayoría de las marcas (Lovemarks), algún que otro dibujo animado y más de un deportista terminan grabados a fuego en nuestro cerebro muy por encima de pensadores, políticos o inventores.

Ahora dime con qué personaje histórico te irías a cenar.

2 comentarios:

Julio =] dijo...

Ciertamente, tengo la duda entre Nietzsche y Freud.
Aunque creo que finalmente me quedaría con Nietzsche, no fuera cosa que Freud me psicoanalizara. !Ya me basta con mi madre!

pesimistas existenciales dijo...

yo? Visto el planteamiento: Con mi padre. Al fin y al cabo es quien mas afectó mi propia manera de pensar y para mí, el mas importante.